Area 46 Delegate

Welcome to the area 46 delegate’s page!

November 2016

Hello everyone,

The following is my talk on “Ensuring our Future Through Service” that I will deliver at the Southwest Regional AA Service Assembly in Rogers Arkansas.

The fact that we are at an AA service assembly validates that I am preaching to the choir on the topic of service.  We are all here because we know the importance of service to AA to safeguard our own sobriety and ensure that AA will be here for future generations of alcoholics.  I’ve also observed that one of the most discussed topics at workshops is how to encourage more participation in general service.  Service includes practicing love, tolerance, patience and willingness, especially listening and keeping an open mind in all our affairs. We are required to give of ourselves in service to others without expecting any ‘payback’ or recovering anything in return for A.A. service.  Dr. Bob himself once said, more or less in these words, that if we fail to acquire a spirit of service, we will have missed out on the greatest gift A.A. has to offer – the ability to give our sobriety away and so keep it.

Our Declaration of Unity states “This we owe to AA’s future.”  But what is “this?” It’s one thing to benefit from the sense of unity that keeps the group strong, but it’s another to declare that we will play our own part to keep the fellowship strong.  Now “This” has become a commitment to service in AA.  Our commitment in early sobriety may only be to work the steps to our best ability and to stay sober.  As we gain confidence in our own sobriety, we see the importance of our Home Group, not only to personal growth and recovery, but how the Group is the corner stone of sobriety to many.  Our Home Group is where we may do the greatest good in carrying our message to the newcomer.  Bill said “Our Twelfth Step – carrying the message – is the basic service that the A.A. Fellowship gives; this is our principle aim and the main reason for our existence.”  We also see that simple acts such as coming early and staying late in service to the Group ensures the continued strength of the Group.  Our first participation in monthly Group business meetings may give us a glimpse of AA outside our snug little Home Group.  We may decide that service to the Group is the plan for us or we may wish to be of greater service to AA as a whole and naturally progress to the District and the Area but no one in A.A. will try to push such an agenda on you if you’re not interested or ready.

As we become aware of the personal benefits and wish to be of maximum service to AA, what might be impediments to general service?

Outside our Home Group the spirit of rotation is universally observed but can’t you see some connection here also with the often-cited problems associated with the Bleeding Deacon element especially in the individual A.A. groups?

What about adequately financing our Trusted Servants?  Service in AA shouldn’t be contingent upon ability to pay our own way.  Remember that thin dime Bill dropped in the hat?  Financial service to AA goes well beyond paying rent and buying coffee for the Group.  Is your GSR adequately financed?

Another troubling aspect is the “watering down” of our Primary Purpose.”  I recently heard a Trusted Servant introduce themselves as an Alcoholic-Addict.  While I recognize the growing fact that many of todays members are not “exclusively” alcoholic, I find it disconcerting that some still identify this way in an AA meeting.  In an interview with Dr. Paul O., he said his story “makes clear the truth that an alcoholic can also be an addict, and indeed that an alcoholic has a constitutional right to have as many problems as he wants!  But that doesn’t mean that every A.A. meeting has to be open to a discussion of drugs if it doesn’t want to. Every meeting has the right to say it doesn’t want drugs discussed. People who want to discuss drugs have other places where they can go to talk about that.”  We must cling to our singleness of purpose to entice effective Trusted Servants.

Service to Alcoholics Anonymous has become my way of life and I credit much of my continued sobriety with that service.  Service is the fuel for my rocket to the 4th dimension.

Trust our Trusted Servants, trust the process, and trust God.  Everything else will take care of its self.

Call me – We’ll have coffee

Jim H


Hola a todos,

La siguiente es mi charla sobre “Asegurar nuestro Futuro a través del Servicio” que entregaré en la Asamblea del Servicio AA Regional Sudoeste en Rogers Arkansas.

El hecho de que estamos en un servicio de AA general valida que esté sermoneando sobre el tema de servicio.  Estamos todos aquí porque sabemos la importancia de AA para salvaguardar nuestra propia sobriedad y asegurar que AA estará aquí para las futuras generaciones de alcohólicos. También he observado que uno de los temas más discutidos en los talleres consiste en cómo animar más participación en el servicio general. El servicio incluye practicar el amor, la tolerancia, la paciencia y la buena voluntad, especialmente escuchando y manteniendo una mente abierta en todos nuestros asuntos. Se requiere que demos de nosotros en el servicio a otros sin esperar cualquier ‘reembolso’ o recuperar algo a cambio del servicio A.A.  El propio Dr. Bob una vez dijo, más o menos en estas palabras, que si no podemos adquirir un espíritu de servicio, habremos dejado pasar el mayor regalo que A.A. tiene que ofrecer – la capacidad de regalar nuestra sobriedad y mantenerlo así.

Nuestra Declaración de la Unidad declara “Debemos hacer esto para el futuro de A.A.”

Pero qué es “¿esto?” Una cosa es beneficiarse del sentido de unidad que mantiene fuerte al grupo, pero es otra declarar que vamos a desempeñar nuestra parte para mantener la comunidad de A.A. fuerte.  Ahora “Este” se ha convertido en un compromiso de servicio en AA. Nuestro compromiso a principio de la sobriedad puede ser sólo trabajar los pasos a nuestra capacidad y permanecer sobrio. A medida que ganamos confianza en nuestra propia sobriedad, vemos la importancia de nuestro Grupo Base, no sólo para el crecimiento personal y la recuperación, pero la manera en que el Grupo es la piedra angular de la sobriedad para muchos.  Nuestro Grupo Base es donde podemos hacer el mayor bien para llevar nuestro mensaje a los recién llegados. Bill dijo “Nuestro Duodécimo Paso – llevando el mensaje – es el servicio básico que da a la comunidad de A.A.; Este es nuestro objetivo principal y la razón principal de nuestra existencia.”  También vemos que las acciones simples como llegar temprano y permanecer tarde dando servicio al Grupo aseguran la fuerza continua del Grupo. Nuestra primera participación en las juntas mensuales de negocios del Grupo nos puede dar una idea de AA fuera de nuestro pequeño Grupo Base.  Podemos decidir qué servicio al grupo es el plan para nosotros o que queramos ser de mayor servicio a AA como un todo y naturalmente progresar al Distrito y al Área pero nadie en A.A. tratará de presionar esa agenda si no estás interesado o preparado.

¿Cómo somos conscientes de los beneficios personales y desear ser de máximo servicio a AA, lo que podría ser obstáculo al cuadro de servicios generales?

Fuera de nuestro Grupo Base el espíritu de rotación es universalmente observado,¿pero no puedes ver un poco de conexión aquí también con los problemas a menudo citados asociados con el elemento del Diácono Sangrante sobre todo en los grupos A.A. individuales?

¿Qué tal financiar adecuadamente a nuestros Servidores de Confianza? El servicio en AA no debería ser contingente sobre la capacidad de pagar lo nuestro. ¿Recuerde que la moneda de diez centavos Bill pasó al sombrero? El servicio financiero a AA va bien más allá de pago del alquiler y compra del café para el Grupo.  ¿Se financia adecuadamente su R.S.G.?

Otro aspecto preocupante es la ” disminución ” de nuestro Objetivo Primordial. Recientemente escuché a un Servidor de Confianza presentarse como un Alcohólico-Adicto.  Aunque reconozco el hecho creciente que muchos de los miembros hoy en día no son “exclusivamente” alcohólicos me parece desconcertante que algunos todavía se identifican de esa forma en una reunión de AA.  En una entrevista con el Dr. Paul O., dijo que su historia “deja en claro la verdad que un alcohólico también puede ser un adicto, ¡y en efecto que un alcohólico tiene un derecho constitucional para tener tantos problemas como quiera! Pero esto no significa que cada reunión de A.A. tiene que estar abierta para una discusión de drogas, si no quiere. Cada reunión tiene el derecho a decir que no quiere hablar de las drogas. Las personas que quieren hablar de drogas tienen otros lugares donde pueden ir a hablar de eso”. Hemos de aferrarnos a nuestra unicidad de propósito para atraer eficaces servidores de confianza.

El servicio en Alcohólicos Anónimos se ha convertido en mi forma de vida y le doy crédito a mi sobriedad continua por ese servicio.  El servicio es el combustible para mi cohete a la cuarta dimensión.

Confiar en nuestros Servidores de Confianza, confiar en el proceso y confiar en Dios. Todo lo demás se resolverá a su propio tiempo. 

Llámame – nos tomamos un café.

Jim H